Wallmapu, 2014: Forestal Arauco -incrustada en Territorio Mapuche- fue tercera en ganancias a nivel mundial en 2013

Forestal incrustada en Territorio Mapuche fue tercera en ganancias a nivel mundial en 2013

16 de abril de 2014

La forestal Arauco del grupo Angelini ha despertado la atención de autoridades y de la sociedad civil tras darse a conocer los resultados financieros del 2013, que la posicionó como la tercera empresa con mayores ganancias a nivel mundial en su sector. Sin embargo sus millonarios ingresos están sostenidos en la ocupación de los territorios Mapuche, la imposición de factorías de celulosa y la contaminación que genera en las áreas donde opera. El caso más escandaloso es la generación del desastre ambiental por sus desagües industriales de celulosa en Valdivia donde contaminó el Santuario de la Naturaleza Carlos Andwanter y por el cual llegó a un  peculiar acuerdo con el Consejo de Defensa del Estado.

Por Paola Henríquez
Mapuexpress.org
16 de abril de 2014

La familia Angelini, cabeza de la forestal Arauco, cerró el año 2013 con ganancias de 5.146 millones de dólares tras diversificar sus ventas a más de 70 países, aun cuando su mayor ingreso económico a nivel de producto, proviene de sus 5 emblemáticas plantas de celulosa que aportan el 42,4 % de sus ingresos, según indicó públicamente la empresa  en su informe de abril del 2014 para IM Trust.

El auge económico que el sector forestal está viviendo, junto con el encubrimiento político ha causado que la industria este en proceso de construir nuevas instalaciones para aumentar su producción hasta las 2.100.000 toneladas a partir del 2015. Esto en el marco del proyecto de Modernización y Ampliación de Planta de Celulosa Arauco (MAPA), en sector Horcones en la Región del Biobío

La emblemática aspiración empresarial ha molestado al Alcalde de Arauco, Mauricio Alarcón, que se ha manifestado en contra de la aprobación del proyecto. “Hay temas que no están resueltos…nosotros tenemos afectación en el golfo de Arauco por cuarenta años, tenemos afectación en el suelo, subsuelo y en el acuífero por cuarenta años que son temas que no están resueltos, que no fueron estudiados por los organismos competentes y en ese punto de vista consideramos que la pega no está bien hecha”, según declaró para Radio Biobío.

La pega no está bien hecha, pero además Forestal Arauco logra sus utilidades en pleno territorio Mapuche donde mantiene sus plantaciones de pino y eucalipto y sus factorías de Celulosa que le han permitido convertirse en la tercera compañía forestal que más dinero recaudo en 2013. “Con ganancias por US$ 419 millones Arauco es la tercera forestal a nivel mundial que mayores ganancias obtuvo en el ejercicio 2013”, afirmó la tercera en una información del 3 de abirl. El primer y segundo lugar lo ocuparon las norteamericanas Weyerhaeuser y UPM, con utilidades por US$ 563 millones y US$ 462 millones, respectivamente.

Impunidad por desastres ambientales y sociales

Conocidos son los casos de desastres naturales que la forestal Arauco ha causado en las Regiones del Biobío, La Araucanía y Los Ríos en donde funciona con  plantaciones de pino y eucaliptus, con factorías de celulosas y de fabricación de paneles de madera.

La imposición del sector forestal en el territorio Mapuche ha generado incluso las críticas de las Naciones Unidas que atreves de la Cepal en su informe “Desigualdades territoriales y exclusión social del pueblo mapuche en Chile: Situación en la comuna de Ercilla desde un enfoque de derechos”, alertó del deterioro de los suelos y la escasez de agua en territorios indígenas del sur de Chile, y denuncio la progresiva pérdida de territorios y la disminución de los habitantes de las comunidades.

Se estima que las regiones marcadas por la acción forestal deben abandonar la agricultura, marcando estas zonas el 62 % de los pobres de chile, según los datos de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA).

Otro informe, el de Desarrollo Humano elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) durante el año 2003, deja en evidencia una realidad latente de la acción Forestal: “las comunas que tienen como principal actividad productiva la forestal, en las regiones de la Araucanía y el Biobío, tienen un alto índice de pobreza, alcanzando el 26% (162.137 personas), casi el doble del promedio nacional”.

La Alcaldesa de Coelemu, Laura Aravena manifestó sus temores frente a la gran invasión forestal que los ha privado de negocios sustentables como la agricultura y el turismo comunitario.

Aravena dijo a Radio Biobío que “en estos minutos tenemos que comer”, pero “en un plazo de 10 años no se si nuestros hijos podrán comer eucaliptus”.

Este sentimiento es compartido por otras autoridades comunales de la Región del Biobío, en donde se ha arrasado con el 80% del bosque nativo, causando escasez de agua.

Contaminación no solo en tierra

La Celulosa Arauco provocó el emblemático desastre ecológico en el Rio Cruces en la Región de Los Ríos, provocando la mortandad de flora y fauna por la emisión de dioxinas, derivadas del cloro y metales pesados.

Frente a este caso y después de diez años de la denuncia ciudadana, la empresa responderá por medio de una sanción, nacida de un acuerdo entre Celulosa Arauco y el Concejo de Defensa del Estado que asciende a $5.200 millones correspondientes a dos fondos dirigidos como indemnización al Fisco y para programas comunitarios que mitiguen el efecto de la factoría de celulosa.

Conocidos son los casos del mal funcionamiento de la empresa forestal. En el caso de Mehuin, en la costa norte de Valdivia, la férrea oposición de las comunidades Mapuche y del Comité de Defensa del Mar, ha impedido la instalación de un ducto para la descarga de desechos de celulosa en su bahía, conflicto que lleva 18 años dada la insistencia de la empresa y la resistencia local.

Más al norte en el límite de la Regiones del Maule y el Biobío, Las comunas del Valle del Itata, entre ellas Coelemu han sufrido el mismo problema, estando seriamente afectadas por la acción de la celulosa Nueva Aldea que contaminó la desembocadura del Rio Itata.

Del mismo modo y con total impunidad la Celulosa Arauco de Horcones contamina al Golfo de Arauco afectando la acción de pescadores artesanales. En tanto la Celulosa de Constitución contamina la desembocadura del Rio Maule y la Celulosa de Licanten ha contaminado al Rio Mataquito.

En la comuna de Paillaco, la comunidad del sector Plata los Ulmos, también ha sentido disminuir su calidad de vida producto del alto flujo de camiones de la empresa que usan los caminos locales, trayéndoles una gran polvareda que afecta la comida de sus animales y sus cultivos.

La acción forestal ha afectado la vida de comunidades y ciudadanos dañando su sustentabilidad a corto y largo plazo, realidad que no puede subsanarse mientras el Estado continúe evadiendo la responsabilidad en el asunto.

En este caso cabe de manera exacta el dicho que señala: Las ganancias son privadas y las pérdidas son públicas. Mientras Arauco esta en el tercer lugar de las compañías forestales que más dinero ganaron en 2013, cada vez es más conocido que sus ganancias fluyen de la contaminación ambiental y social en los territorios Mapuche donde opera.