Chile, 2014: Cámara de Diputados comenzará tramitación de Derechos lingüísticos de los Pueblos Indígenas

Cámara de Diputados comenzará tramitación de Derechos lingüísticos de los Pueblos Indígenas

1 de julio de 2014

red-linguisticosValparaíso, 01 de julio de 2014. (Radiodelmar.cl)– Este martes la Cámara de Diputados comenzará a tramitar el proyecto Ley de Derechos Lingüísticos de los pueblos indígenas de Chile que busca proteger los derechos lingüísticos de todos los hablantes originarios, hacer exigible el aprendizaje de las lenguas a todos los niños de los pueblos ancestrales, ampliar el uso público de los idiomas originarios y crear el Instituto Nacional de las lenguas indígenas.

La iniciativa surge como demanda de las comunidades y organizaciones indígenas y luego del Congresos sobre Lenguas Indígenas realizados en 2010 y 2011 los que fueron apoyados por la Universidad de Santiago, la Unesco, la Unicef, el Programa de Educación Intercultural Bilingue del Ministerio de Educación y la Fundación Equitas, entre otros.

El Instituto Nacional de las lenguas indígenas de Chile, se establecería como organismo técnico especializado, encargado de dar seguimiento a la aplicación de la ley, pero también de generar políticas lingüísticas que permitan el desarrollo de las lenguas ancestrales en los ambitos lingüísticos  y sociales en los diferentes territorios y comunidades.

Según la Red por los Derechos Educativos y Lingüísticos de los pueblos indígenas afirmó que “la aprobación de esta ley terminará con la discriminación lingüística en Chile, que solo posibilita el uso del castellano como lengua de la educación y de uso en toda la institucionalidad del pais”.

“Las lenguas originarias se deben respetar porque forman parte de los derecho humanos fundamentales de los pueblos, derechos protegidos por el Convenio 169 de la OIT;  además son parte del patrimonio nacional, forman parte de la diversidad cultural, aportan conocimientos y valores de culturas milenarias”, agregó la agrupación.

La desprotección del desarrollo de las lenguas aborígenes “ha conducido a la pérdida de muchos hablantes en distintas comunidades, conduciendo a los pueblos al mundo del silencio, afectando su identidad autoestima, como su desarrollo cultural, social”.