Wallmapu, 2014: Raíces. WAIKITUN AUKANTUN. Lucha y práctica de soldado mapuche con lanza

Raíces:

WAIKITUN AUKANTUN: Lucha y práctica de soldado mapuche con lanza

01 de julio de 2014

10393673_678504748871532_1404109356677718394_n-1

El waikitun es una práctica mapuche que no debemos desconocer ni olvidar. Un arte marcial mapuche que se pierde en las primeras generaciones ancestrales.

Desconocer el waykitun sería no saber de nuestra propia historia y al mismo tiempo una triste pérdida de kimvn, sabiduría, pues esto es la punta de un iceberg en lo que se refiere a la actitud del weychafe, su moral individual y social como mapuche.

Muchos pueblos antiguos fueron famosos por uso de sus armas:
los franceses con su hacha corta llamada “francisca”. Los ingleses con sus flechas de largo alcance. El martillo y jabalina de los teutones. La caballería y los lanceros españoles. Los grupos de cuerpos ordenados de lanceros suizos.

Entre muchos pueblos del mundo, el mapuche es un pueblo que se destacó por uso del Wayki, la lanza. La manejó con destreza. La practicó como deporte por eso su nombre se acompaña de la palabra aukantun.

(Más tarde con al adopción del caballo se transformó en experto jinete, superando al jinete español en palabras de los cronistas españoles).

Acerca del uso de la lanza mapuche podemos ver la imagen presente: en esa foto los dos wenxu apuntan con precisión donde debe ir el wayki. Podemos ver la manera en que buscan la posición de las piernas, la contención y el equilibrio de la defensa y ataque.

Esta es una foto de principios de 1900 que documenta poniendo en escena una práctica que estaba en ese momento en plena vida. En esta imagen vemos tres hombres y por la edad que tienen, ya son adultos, podemos pensar que ellos han combatido a Wayki.

En esa época todo mapuche tenían su wayki y se mantenían en la puerta de la ruka lista para usarse en caso de peligro. Se ponía en la entrada porque debía estar en fácil disponibilidad de la misma manera que se deja los Koliwe de uso diario con los animales y los bueyes.

Como vemos, el Waykitun era una práctica ancestral que, al mismo tiempo que un arte marcial, era una práctica similar a un deporte por eso todos tenían el suyo y debían aprender a usarlo.

Imaginen que el wayki era tan cotidiano como la xuxuka.
Si analizamos la foto veremos que detrás de ellos el anciano chachay tiene también su wayki y la usa quizás para dar instrucciones o solo para acompañar.

Obviamente él, habiendo vivido la mayor parte de su vida en su país mapuche, aprendió a luchar con wayki y debe haber combatido en la guerra contra el éjercito de Chile en la Campaña de la “Pacificación de la Araucanía” dirigida por Cornelio Saavedra que había terminado hacía unos 17 años atrás (1883).

Así, a sus sesenta años ese anciano experimentó en vida una guerra de supervivencia. Si pensamos que tiene 80 años, como se ve en la foto de 1900, este chachay debe haber nacido cerca de 1820.

Y claro el chachay, el anciano, vigila a los wekeche, los jóvenes, a saber manejar un arma tan típica de nuestro pueblo. Hasta sus 60 años ese chachay vivió en su país libre y aprendió las técnicas de combate tradicionales que nos dieron la libertad e independencia como a ningún pueblo nativo en América.

Los soldados mapuche practicaban diversas técnicas de combate (honda, flecha, combate cuerpo a cuerpo, etc.), pero la más conocida es el waykitun y con esa destreza es como se mantuvo a la Corona española fuera de nuestro territorio o sea, al norte del río Biobío, la conocida Frontera.

Pueblo Mapuche, único pueblo nunca conquistado por España y único país reconocido por otros en tratados internacionales (Tratado de Quillem 1641, con la Corona española; Tratado de Tapihue 1825, con la República de Chile).

Nuestro Mapu, Wallmapu, País mapuche fue anexado por las tropas de los ejércitos de las Repúblicas de Chile y Argentina entre los años de 1883 y 1885.

El Wayki, un elemento de manufactura delicada, de madera noble, madera dura, apellinada, instrumento perteneciente a lo más antiguo de un pueblo que con sus manos y de frente enfrentó al invasor.

En la actualidad los mapuche desde hace 80 años aproximadamente han dejado de tenerlo en uso, pero es el WAYKI un arma que al mismo tiempo simboliza el actuar de la persona en su familia, en su lof, la comunidad, y en su pueblo.

Representa la seriedad de la vida, la defensa de su gente, la permanencia de nuestro origen, nos recuerda que somos hijos de nuestro mapu y herederos de una historia hermosa.

Nuestros bisbuelos tenían su wayki en su puerta listo para usarlo apenas se escuchara el toque del kull kull en alarma. Muchos wayki muchos años después se han mantenido protegidos por una capa de hollín del humo del kvxalwe, el fogón dentro de la ruka, y del paso del tiempo.

Ya han pasado tres generaciones de eso y algunos antiguos wayki de nuestros bisabuelos se han mantenido dentro de las antiguas ruka habiéndolos visto nuestra gente en su infancia.

Recuerdo y herencia de nuestros abuelos en recuerdo a tiempos honorables, los años de los abuelos de nuestros abuelos. Este es un relato sobre una parte de nuestra historia, la historia mapuche, la historia nunca contada en los colegios. Para vencer el olvido esta nota la trae desde el silencio.

Es necesario recordar, poner en el corazón, las palabras antiguas, los relatos dichos por los antecesores, los fvxakecheyem, para crear una historia que se atesore en la vida cotidiana, en la conversación y que sean los pilares sobre los que se edifica nuestra memoria.
Así fue siempre.

Por Ignacio Kallfvkura

ELCIUDADANO.CL