Carta que emplaza al Ministerio de Energía por atropellos hidroeléctricos en la Región de la Araucanía

La carta que emplaza al Ministerio de Energía por atropellos hidroeléctricos en la Región de la Araucanía

Una carta con un emplazamiento directo al Ministro de Energía, Máximo Pacheco, por el conflicto hidroeléctrico que enfrenta la Araucanía, con una serie de desmentidos y aclaraciones, fue ingresada este 29 de julio en dependencias del Gobierno Regional de la Araucanía, la que fue entregada al Seremi de Energía, Aldo Alcayaga y al funcionario del Ministerio a nivel central, Javier Zulueta.

La misiva fue suscrita por representaciones de: Lof Trankura (Curarrehue), Lof Karilafken (Pitrufquen), Comisión Comunicaciones Red por la Defensa de los Territorios, Movimiento Los Ríos nos Unen, Red de acción por los derechos ambientales, Centros de estudiantes de la Universidad de la Frontera, Secretaría Medio Ambiente Universidad Católica de Temuco, defensores territorios Cunco y Melipeuco, Colectivo Ñuke Mapu,  entre otros.

A continuación se extiende carta.

 

 

 

SEÑOR MÁXIMO PACHECO MATTE

MINISTRO ENERGÍA

GOBIERNO DE CHILE

 

C.C: ALDO ALCAYAGA

SEREMÍ ENERGÍA

REGIÓN DE LA ARAUCANÍA

GOBIERNO DE CHILE

De nuestra consideración:

Quienes suscriben en representación de la Red por la Defensa de los Territorios, de pu LofMapu (territorios comunitarios) en defensa ante amenaza hidroeléctrica, del Movimiento Los Ríos Nos Unen y de organizaciones sociales, pasamos a exponer lo que a continuación se indica:

-Consideramos lamentables y graves los anuncios realizados por el Ministro de Energía Máximo Pacheco en mayo de este año en su visita a la Araucanía, donde anunció oficialmente la proyección de 40 proyectos hidroeléctricos en carpeta para la región, con la consiguiente transgresión de derechos a los habitantes de estos territorios.

-Consideramos falsas e irresponsables las versiones vertidas por el Seremi de Energía Aldo Alcayaga con posterioridad a la aprobación del proyecto hidroeléctrico Añihuerraqui (14 julio por Comisión Evaluación Ambiental Gobierno Araucanía), a través de medios de prensa, justificando los atropellos al Pueblo Mapuche, lugares sagrados y quiebres sociales territoriales, todo esto bajo falsos planteamientos de que este tipo de proyectos obedecen a una necesidad de desarrollo energético y que son apoyados por una supuesta mayoría. En atención a esto y en particular al proyecto hidroeléctrico Añihuerraqui, es importante aclarar que tiene el rechazo de la gran mayoría de los habitantes del territorio, partiendo por la oposición categórica de las autoridades tradicionales que son reconocidas por normas internacionales como el Convenio 169 de la OIT y Declaración ONU Pueblos Indígenas. Asimismo, la mayoría del concejo municipal y el propio Alcalde comunal manifiestan su oposición a este proyecto y hasta la propia Conadi en su Adenda, establece como irreparables los impactos.

-Recalcamos que el proyecto afecta directamente un espacio de significación cultural, espiritual y religiosa ancestral, que como tal está protegido por las normas especiales de derechos indígenas, aspecto que no fue atendido. A su vez, no es correcto señalar que el proyecto cumplió con todos los requisitos del procedimiento, porque la resolución de la Comisión de Evaluación Ambiental fue una decisión política sobre una iniciativa que a todas luces es inviable.

-Por otro lado, creemos que es absolutamente falso afirmar que este tipo de proyectos son amigables o sustentables con la naturaleza, cuando los niveles de impactos se registran sobre decenas de hectáreas a la redonda, alterando ecosistemas, destruyendo bosque nativo, entubando los cursos normales de las aguas e interviniendo gravemente espacios indispensables para la vida, lo que va acompañado con múltiples tendidos eléctricos de mediana y alta intensidad en decenas de kilómetros, cambiando radicalmente los paisajes y las formas de vida local y cercenando territorios. Un claro ejemplo de las formas de intervención grotesca, es la actual construcción de la central de paso Carilafquen Malalcahuello en la comuna de Melipeuco.

– La Región presenta una grave crisis de agua, profundizada principalmente en temporada estival con miles de personas sin este vital elemento, por ello, toda nueva alteración a los ecosistemas aguas arriba  por centrales hidroeléctricas, perjudicaría aún más  gravemente los valles y la vida de numerosas localidades y habitantes rurales.

-Con respecto a la necesidad de un desarrollo energético que ha vociferado el  Ministerio, también afirmamos su falsedad. De acuerdo a los informes oficiales del INE 2007/2008, la ciudadanía en el país consume el 15 % de energía y quien absorbe más del 60 % es la gran industria, principalmente la gran minería y celulosa respectivamente, por ello no comprendemos porqué se hace una campaña mediática hacia la población, trasladando los impactos a los territorios,  dañando la paz social y las fuentes de vida, cuando deberían propiciar la autosuficiencia energética de este tipo de industrias. También, nos parece irresponsable hablar de una crisis o escasez energética. En términos simples, se está engañando groseramente  a la ciudadanía en una descarada colusión política empresarial. El propio Boletín de mercado energético (Generadoras de Chile A.G) hace referencia a que la capacidad instalada duplica largamente las demandas a tal punto, que en junio de este año, el Gobierno de Chile autorizó la transferencia bidireccional de energía entre Chile y Argentina a través de la línea de transmisión que AES Gener tiene en el norte del país. Lucro a costa de la intervención, depredación y transgresiones.

-Con lo expuesto,  hacemos un llamado a terminar con los atropellos en esta Región, a asumir un debate público al respecto y poner fin a las violaciones a los Derechos Humanos que están sosteniendo en la Araucanía. Su rol como funcionarios públicos es el de velar y garantizar derechos y en estos casos, se están imponiendo intereses empresariales que solo buscan lucro por sobre la voluntad de poblaciones y lo que es peor, son impulsores de formas neo coloniales y neo liberales que progresivamente están arrasando. Es grave la situación que enfrentan territorios en Collipulli, Curacautín, Melipeuco, Cunco, Curarrehue y Pitrufquen – Freire, con más de veinte proyectos en evaluación o ejecución, más los cuarenta proyectos anunciados por el Ministerio y las cientos de concesiones de derechos de agua de particulares y empresas, considerando que se están afectando a lugares sagrados del Pueblo Mapuche como: Pichi Trankura (Añihuarraqui) de Curarrehue; Karilafken (Pitrufquen); Río Cautín (Curacautín), Truful Truful (Melipeuco); entre otros.

Gentileza: http://www.mapuche.nl

, Melipeuco, Cunco, Curarrehue y Pitrufquen – Freire, con más de veinte proyectos en evaluación o ejecución, más los cuarenta proyectos anunciados por el Ministerio y las cientos de concesiones de derechos de agua de particulares y empresas, considerando que se están afectando a lugares sagrados del Pueblo Mapuche como: Pichi Trankura (Añihuarraqui) de Curarrehue; Karilafken (Pitrufquen); Río Cautín (Curacautín), Truful Truful (Melipeuco); entre otros.