De los derechos humanos a la dignidad de nuestra Madre Tierra

Prensa Comunitaria Km. 169

barillas-caravana-julio-2013-006 “Desde arriba de los Cuchumatanes.” Fotografía: Nelton Rivera

Por: Ollantay Itzamná

La actual entropía existencial que como humanidad nos embarga, es fruto de la errada autoconciencia de superioridad/centralidad humana en relación al resto de la comunidad cósmica.

Embriagados por nuestro antropocentrismo, y obnubilados por el espejismo de la modernidad ilusoria, naufragamos en el mar del sin sentido, destruyendo las cadenas de todos los ciclos de la vida, hasta llegar casi al punto de no retorno. El argumento para esta locura siempre fue: el bienestar humano (de algunos humanos) a costa de los derechos del resto de la comunidad cósmica .

El monoteísmo y el antropocentrismo hicieron que fracasaran los derechos humanos

El humano monoteísta (cristiano, judío y musulmán), durante el primer milenio, por su falsa conciencia (casi supersticiosa) de sentirse “la única imagen y semejanza” de su único Dios del lejano cielo (imago Dei), afianzó su desligamiento de la trama…

Ver la entrada original 682 palabras más